Víctor Dávalos, leyenda de la música arequipeña

0
350
Víctor Dávalos, leyenda de la música arequipeña

Víctor Dávalos, leyenda de la música arequipeña

Homenaje a un gran intérprete. Hace más de 60 años se inició el comprometido proyecto musical Los Dávalos, uno de los dúos más representativos a nivel mundial de la música arequipeña.

Hemos encontrado en nuestra música un entrañable refugio que nos hacer sentir que pertenecemos a este lugar, rico en tradiciones y cuna de invaluables artistas. Así podemos describir la experiencia de compartir anécdotas en esta entrevista con Víctor Dávalos, una leyenda que habla con cariño de aquellas épocas donde se compartía con pasión el quehacer musical. Diario Correo le rinde un merecido homenaje en su onomástico

INICIOS. “Las primeras presentaciones por las que nos hicimos conocidos fueron por Radio Landa, conciertos en el Teatro Fénix, Teatro Real. Esto en 1948, cuando yo tenía 21 años. Poco tiempo después, un 15 de abril de 1954, tocamos en Radio Nacional. Eso fue un impacto tremendo porque la emisora se escuchaba en Bolivia, Ecuador y Chile; al día siguiente, con una excepción de Guido Montenegro, la prensa internacional se interesó por nosotros. Luego vinieron los premios, le ganamos a Augusto Polo Campos, él se presentó con la canción “Raquel”, pero nosotros ganamos como mejores intérpretes el premio Inca”, cuenta entusiasmado.

Víctor Dávalos ha conseguido, junto a su hermano, José, reconocimientos que le han validos estar a la altura de Celia Cruz y Armando Manzanero.

CUERDAS. “¿Por qué Los Dávalos tuvieron éxito en esa época y son aún recordados?”, le preguntamos. “Porque teníamos una voz particular, la forma de interpretar era distinta a los cantantes de ese entonces, nos compenetrábamos con nuestras guitarras y cantábamos. Mi voz, en particular, es gruesa, cuando la perdí por un tiempo, el médico me dijo que mis cuerdas vocales funcionan de una forma distinta a los demás y si me operaban iba a quedar mal, es así que poco a poco volví a cantar. De pronto, ya estaba con mi guitarra, entonando un vals”, expresa.

Su gran amistad con grandes compositores como Mario Cabañaro, famoso por el vals “El Regreso”; Rafael Otero, conocido por la canción “Blanca Ciudad”, y el roce con presidentes como Juan Velasco Alvarado, Manuel A. Odría, Fernando Belaúnde Terry, José Luis Bustamante y Rivero, entre otros, le ha valido el pase para posicionarse como una leyenda. “Recuerdo que el vals ‘Soy peruano’ siempre iniciaba cualquier recital porque aquí he aprendido todo, conocí la alegría, la tristeza con las que uno se va formando en la vida. Admiro el Perú y mi tierra con todos sus problemas, y me siento feliz cuando estoy en la Plaza de Armas apreciando mi ciudad”, culmina Víctor Dávalos.

Su trayectoria le ha valido para estar a la altura de destacados artistas como Celia Cruz y Armando Manzanero.

Víctor Dávalos se siente orgulloso de toda su familia y agradece que ellos aún sigan cultivando la música arequipeña, una pasión que él ha llevado y sacado adelante fuera y dentro del país por más de 60 años. Con cinco hijos, tres nietos y un bisnieto, las generaciones que vienen tienen la oportunidad de apreciar su trabajo a través de su nieto Antony Bergara Dávalos, quien con 20 años fue ganador del primer Concurso de Yaraví. “Me siento muy feliz de haber sacado esa casta, mi hija Leyli entra la escenario y da todo, respeta a su público, algo por lo que Los Dávalos se ha destacado, el respeto”, enfatiza don Víctor.

Fuente: Correo