Sabores de Arequipa: Un delicioso recorrido gastronomico

0
264

Sabores de Arequipa: Un delicioso recorrido gastronomico

Arequipa siempre fue para los peruanos sinónimo de buena sazón. Cuando pensamos en Arequipa se nos viene a la mente no solo su monumental arquitectura de sillar, su hermosa catedral o el Misti, sino que nos imaginamos saboreando un buen chupe de camarones, un monumental rocoto relleno o un refrescante queso helado. Cada uno tiene su plato favorito y la cocina siempre es un buen motivo para regresar.

En los últimos años, la Ciudad Blanca está siendo cada vez más visitada por turistas no solo nacionales, sino también extranjeros que han aportado sus conocimientos acerca de otras cocinas y ahora nos encontramos con una propuesta cada vez más variada. Desde rincones que parecen salidos de Marruecos o Francia hasta las clásicas picanterías.

La cocina tradicional arequipeña es famosa por sus sabores fuertes y por su rica variedad. Todavía sobreviven algunas picanterías donde es posible pedir un chupe de camarones o un clásico rocoto relleno sin extrañar la sazón de la abuela.

La Nueva Palomino es uno de esos lugares. Ahora tiene dos sedes, una al lado de la otra debido a la demanda. La ocopa preparada a la antigua o el cauche son platos que se tienen que pedir con tiempo, porque en su pizarra siempre hay algún plato agotado para los que se retrasan en el almuerzo.

El Sol de Mayo es un clásico que no tiene pierde. Un chupe de camarones o un queso helado puede llegar en diez minutos a su mesa.

La cada vez más cosmopolita ciudad también tiene originales restaurantes que ofrecen como insumo principal la carne de avestruz como el Zig Zag, así como rincones del lejano oriente como Ras el Hanout, donde se pueden degustar exóticas infusiones frutales a la hora del té o un falafel al paso en El Turko.

La cocina internacional como la italiana o la francesa también tienen sus representantes en Arequipa. La Trattoria del Monasterio es una parada fija. Hay platos tanto de cocina italiana como de la peruana, además de originales recetas. Para la tarde, Crepissimo ofrece más de 100 variedades de crepes salados y dulces. Los locales prefieren la Trattoria La Italiana en la calle San Francisco.

Para un antojito puede optar por los chocolates, turrones y mazapanes de La Ibérica que están por toda la ciudad.

Fuente: El Comercio