Población arequipeña es altamente consumista y destina 45% para deudas

0
932
Población arequipeña es altamente consumista y destina 45% para deudas

Población arequipeña es altamente consumista y destina 45% para deudas

La población arequipeña cada vez es más consumista y una muestra puntual de esta situación, es que una buena proporción del dinero, que se gana mensualmente, es orientado exclusivamente a cumplir deudas en lugar de generar un ahorro. No menos del 45% se utiliza en el pago de obligaciones contraídas, mayormente con tarjetas de crédito.

Esta situación se observa desde hace unos diez años, motivado, sin lugar a dudas, por el crecimiento económico que ha alcanzado Arequipa, la proliferación de los centros comerciales, la diversidad de campañas promocionales que se realizan e indudablemente la facilidad que se tiene de adquirir con el dinero plástico, vale decir, con las tarjetas de crédito.

Las deudas de los arequipeños, acotó el exdecano del colegio de Economistas, Glenn Arce Larrea, no solo son con las entidades bancarias, sino principalmente con las grandes tiendas por departamentos y comercios retail, por cuanto periódicamente brindan ofertas que, sin lugar a dudas, atrae a la población consumista, aun cuando no se requiera muchos productos.

Reiteró, asimismo, que en la actualidad el nivel de endeudamiento de la ciudadanía excede el 45%, lo cual no es observable, toda vez que lo recomendable es comprometer el 30% de los haberes para el pago de deudas.

Ello evidentemente no está sucediendo, pues los arequipeños están trabajando literalmente para pagar sus obligaciones, muchas de las cuales se han generado por la compra de objetos suntuarios, que bien pudieron evitarse de haberse analizado si realmente se tenía la necesidad o no.

Asimismo, también hizo referencia que sólo una mínima proporción de la población no mantiene deudas con terceros, ello precisamente porque llevan un control cabal y detallado de los gastos que realizan.
Arce Larrea comentó que el nivel de endeudamiento de las personas actualmente es alto y, hasta cierto punto, irresponsable, pues no puede comprometerse gran parte de los haberes a pagar obligaciones.

A la par que recomendara que siempre debe quedar una buena parte del sueldo para atender cualquier emergencia o generar un ahorro para más adelante o incluso para la compra de un bien, por ser más una inversión.

Algo que no puede dejarse de pasar por alto, agregó el especialista, es que el sobreendeudamiento que tiene gran parte de la población se debe expresamente a la utilización de las tarjeras de créditos y una muestra palpable de esta situación es que más del 70% maneja sus adquisiciones a través de estas, aun cuando los intereses que se generan son sustancialmente muy altos.

Fuente: El Pueblo