Pedro Paulet, el Arequipeño Pionero de la Astronáutica

0
319
Pedro Paulet y su Avion Torpedo

Pedro Paulet y su Avion TorpedoHace 140 años en la ciudad de Arequipa, Perú nacía Pedro Paulet, un pionero de aviación aeroespacial. Desde pequeño mostró un gran interés por las ciencias y los viajes espaciales, con 19 años se fue a estudiar ingeniería y arquitectura a Francia, la cuna del conocimiento científico para ese entonces, gracias a una beca que recibió en reconocimiento a su labor académica.

Paulet fue uno de los primeros en trabajar con combustible líquido para propulsar cohetes e incluso en el año 1902 creó un prototipo de nave espacial que se conoce como “avión torpedo” por contar con un motor a reacción.

En 1927, el científico era cónsul peruano en la ciudad de Rotterdam. Luego de recibir educación francesa en la Ciudad Blanca, migró al país galo a los 20 años, en París estudió ingeniería y arquitectura. Al entrar a la carrera diplomática recorrió el mundo.

Si bien se consideró por mucho tiempo a Alemania como la cuna de la astronáutica, el nombre del arequipeño ha recobrado importancia con nuevas investigaciones. En julio de 1928, Max Valier y Hermann Oberth crearon la Sociedad Astronáutica Alemana, donde buscaban hacer realidad los postulados de Oberth y construir un motor de combustible líquido. Cuatro meses después, recibieron la noticia que El Comercio publicó una carta de Paulet, en la cual indicaba que había hecho funcionar un motor de este tipo, descubierto un combustible y diseñado una nave especial hace nada menos que 30 años.

En 1929 el científico ruso Alexander Scherschevski publicó en Berlín un estudio titulado “El cohete para transporte y vuelo” donde entre los nombres resaltados como pioneros en el mundo de la era espacial se encontraba el del ingeniero peruano Pedro Paulet. Años después en el libro “Historia mundial de la astronáutica” el ex director de la NASA Wernher von Braun y persona a cargo del programa Saturno V destacó los experimentos realizados por Paulet a principios de siglo con el motor a propulsión de combustible líquido, afirmando que con su esfuerzo, Paulet ayudó a que el hombre llegara la Luna.

Gracias a la carta enviada al periódico peruano, Paulet ganó cierto reconocimiento. Luego de cooperar con estudiosos alemanes, particularmente Wernher von Braun, este se separó al negarse a hacer misiles con su motor.

Paulet pasó sus últimos días en Argentina como diplomático. Murió en 1945, año en el que Estados Unidos capturó a Von Braun y lo empleó en sus ambiciones astronáuticas. El alemán lo citó en su libro Historia Mundial de la Astronáutica, publicado en 1966.

Actualmente en el Museo de la Aeronáutica en Lima se encuentran los bocetos originales de su avión torpedo, junto a varias de sus pertenencias y otros de sus inventos. Hoy se celebra en Perú el Día Nacional de la Aeronáutica.