Nietos de Bustamante donan su biblioteca personal a Arequipa

0
320
Jose Luis Bustamante y Rivero

Jose Luis Bustamante y RiveroHerederos del exmandatario entregaron a la Universidad Católica San Pablo más de 4 mil documentos, libros y cartas para formar una biblioteca especial. Lectores e investigadores accederán gratuitamente desde el 12 de agosto.

Hace más de 20 años, cuando José Luis Bustamante Gubbins todavía era un adolescente, veía a su abuelo, el expresidente de la República José Luis Bustamante y Rivero (J.L.B. y R.), encerrado en su biblioteca, corrigiendo con escrupuloso ahínco sus cartas personales y documentos jurídicos.

Detrás de su escritorio lo precedía la escultura de un hidalgo Quijote sentado con el rostro cansado. “Casi en el ocaso de su vida, J.L.B. y R. aparentaba a un Quijote que vivió cientos de aventuras como político, senador, diplomático en Bolivia y Uruguay, exiliado en Argentina, presidente de la Corte Internacional de Justicia de La Haya y escritor. Su biblioteca fue el lugar donde formó sus textos y tomó las decisiones más importantes”, recuerda.

Ayer, ese acervo bibliográfico personal del exmandatario, que gobernó entre 1945 y 1948, fue donado a Arequipa. El Patronato J.L.B. y R. entregó a la Universidad Católica San Pablo (UCSP) 291 cajas con 2 mil 188 libros, discursos, declaraciones, un epistolario con 2 mil 965 cartas que datan de 1919 a 1989, 166 diarios de Europa y América, un archivo fotográfico de su vida pública, su escritorio y una máquina de escribir. Mediante un contrato de depósito, el titular del Patronato J.L.B. y R., José Luis Bustamante Gubbins, y el rector de la UCSP, Germán Chávez Contreras, acordaron ceder por 30 años al claustro los archivos del exmandatario arequipeño.

Según Chávez Contreras, la universidad guardará los textos en su biblioteca. Esta abrirá el próximo 12 de agosto para que investigadores y lectores exploren la obra y pensamiento de J.L.B. y R. gratuitamente.

“Además, catalogaremos los libros y digitalizaremos el epistolario. La Biblioteca Británica nos informó que la UCSP ganó un fondo que promueve la digitalización de archivos. El trabajo está asegurado”, detalla el rector.

¿Qué libros contiene el acervo de J.L.B. y R.? Según Luis Bustamante Belaúnde, vicepresidente del Patronato J.L.B. y R., se compone por textos jurídicos, de política, economía, sociología, historia, literatura y su producción intelectual.

“Probablemente estén algunas copias de la Tesis de las 200 millas del mar, y varios discursos presidenciales y ediciones especiales de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, uno de sus libros favoritos”, manifiesta.

Detrás DE LA DONACIÓN

La historia de la donación de la biblioteca personal de J.L.B. y R. surge hace tres meses. El pro-rector de la UCSP, Alonso Quintanilla Pérez-Witch, entabló una serie de conversaciones con José Luis Bustamante Gubbins y Luis Bustamante Belaúnde.

Tras las negociaciones se acordó pasar los libros y documentos desde el Instituto Riva-Agüero de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) hacia la UCSP. Ahora la Ciudad Blanca tiene el compromiso de conservar lo más preciado del exmandatario: sus textos.

“Estos libros formaron el espíritu democrático y justo de mi abuelo. La familia está en el deber de alcanzar a la comunidad los frutos de su vida y pensamiento”, detalla Bustamante Gubbins.

En efecto, la efervescente vida de J.L.B. y R. se resume en su reflexión constante y el buen actuar en favor de la sociedad, desde sus primeros pasos como estudiante de Derecho de la Universidad Nacional de San Agustín, la presidencia de la República y de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. El legado de su pensamiento “quijotesco” ahora habita en su tierra natal. ?

El legado de su reflexión permanece

La biblioteca de J.L.B. y R. motiva. Pude acceder a las cartas que tuvo con Luis Echecopar García, Luis Bedoya Reyes, Julio Ernesto La Rosa Llosa, el expresidente Óscar R. Benavides. Con todos los hombres importantes reflexionaba sobre la vida política del Perú a mediados del siglo XX.

J.L.B. y R. tuvo mucha coherencia en su forma de actuar. Fue un defensor de la ley. Recordemos que en octubre de 1948 Manuel Odría lo derrocó con un golpe de Estado. Él se mantuvo valiente hasta el final en Palacio de Gobierno.

Allí fue llamado “Patricio de la Democracia”, por demostrar al país que legalidad e institucionalidad debían de primar. Pero ese golpe fue superado y su figura cobró nuevamente relevancia. En 1956 Arequipa le hace un desagravio público en la Plaza de Armas. J.L.B. y R. nos deja también un legado de política. En 1955 sentó las bases para el partido político de la Democracia Cristiana, desde Ginebra, en Suiza.

J.L.B. y R. fue un verdadero peruano. Como abogado defendió a compatriotas sin recursos y no cobró ni un centavo por hacerlo. Sabía que las causas que defendía solo debían ser justas y nobles.

Fuente: La Republica