La Benita: Picantería de antaño llegó al corazón de Arequipa

0
646
picanteria-la-benita-arequipa

picanteria-la-benita-arequipa

La Benita estrena local en los Claustros de la Compañía, acercando los sabores de antaño al centro de la ciudad. La intención es revalorar la comida tradicional y extenderla al público extranjero que opta por visitar el Centro Histórico.

Ya no es necesario trasladarse hasta Characato para disfrutar del mejor cuy chactado, picante de pepián, rocoto relleno y la espumosa chica de jora, pues a pocos metros de la Plaza de Armas, en los Claustros de la Compañía, se encuentra La Benita, una de las más antiguas picanterías del pueblo tradicional de Characato.

La actual dueña del local, Benita Quicaño Guillén, recuerda cómo a los cinco años incursionó en la gastronomía aprendiendo a moler ají llatan en el batán de piedra de su tatarabuela, esto en su casa, la primera picantería del distrito.

“Es un negocio familiar que tiene ya siete generaciones. Gracias a la comida arequipeña he criado y dado educación a mis hijos. Al principio fue duro, pero luego la aceptación fue en aumento”, dice la mujer, que a sus 69 años puede jactarse de tener el premio Mistura 2012 al mejor cuy. El secreto dice es alimentar al animal con hachi de chicha (guiñapo) y alfalfa, eso le da más sabor.

“La llegada de la picantería al corazón de la ciudad busca revalorar las tradiciones y compartirlas con los turistas nacionales y extranjeros con comida rica y bien servida”, dice Roger Falcón Quicaño, hijo de Benita, quien tuvo a bien aprovechar la coyuntura de los eventos que se realizarán este año, como Perumin y el XIII Congreso Mundial de Ciudades Patrimonio, para difundir la sazón gastronómica de su madre.

“Es hora de que la picantería evolucione a un mercado extranjero, muchos turistas no pueden ir a una verdadera picantería tradicional, por el tiempo que demanda ir hasta la periferia. Los restaurantes del centro ofrecen al turista comida tradicional, pero tipo gourmet, que simplemente no se compara con un buen plato tradicional”, dice Roger.

Benita Quicaño espera vender unos 300 platos típicos al día, cuyos precios no varían mucho de los ofrecidos en su primer local de Characato. La comida se puede encontrar entre los 15 y 45 soles.

El cuy que ganó Mistura 2012 tuvo como principal característica ser crocante, y para ello, explica Benita, es necesario una adecuada preparación.

Luego de muerto el cuy debe ser limpiado y aderezado con limón y sal. Después hay que ponerlo a orear para que el aceite no salpique. La piedra que posa sobre el animal, debe ser casi de su mismo ancho para que ejerza presión y salga crocante. No olvidemos el acompañamiento básico, que debe estar compuesto de papas y ají molido en un batán de piedra.

La picantería tradicional está ubicada en la plaza principal del distrito de Characato, N° 114, frente a la iglesia.

Fuente: La Republica