Arequipa y sus platos típicos en Semana Santa

0
933

Arequipa y sus platos típicos en Semana Santa

La profunda fe católica que caracteriza al pueblo arequipeño hizo que la Ciudad Blanca sea denominada la Roma del Perú, con sus iglesias y templos, tres monasterios y su imponente Catedral construidos de sillar durante la época colonial.

La población arequipeña conserva aún las tradiciones religiosas, el recogimiento, espiritualidad y el fervor se combinan con la gastronomía típica de Semana Santa.

El viernes Santo, día de ayuno, todas las familias arequipeñas dedican toda la mañana a preparar los potajes de este día especial y a las 12:00 del día ya debe estar listo el tradicional chupe de viernes, que hasta hace unos años no incluía el camarón.

Este plato fuerte esta preparado a base de pescado seco y fresco, jaiva, choros, camarones, queso, leche, huevos y el infaltable cau cau o huevos de pescado, que combinados con verduras y el aromático huacatay hacen de esta plato una delicia.

Pero no es el único potaje que se prepara en los hogares de Arequipa o picanterías porque además se consume el ají de calabaza, el iro de zapallo donde el ingrediente especial es la murmunta batida con queso arequipeño y pescado frito.

Otras opciones son la ocopa de mariscos, la ocopa arequipeña mezclada con cau cau y mariscos, loritos preparada en base a lincha o la hoja de quinua, torrejitas de verduras donde se mezcla calabaza, zanahoria y cebolla arequipeña.

Los platos fuertes son acompañados por los postres como el arroz con leche, mazamorra morada, mazamorra de harina, convirtiendo esta fecha en especial por la variedad de sabores.

Después de la quema de Judas y de participar de la misa de resurrección, las familias arequipeñas consumen el caldo de pascua o el caldo de las siete carnes que es preparado con carne de gallina, pollo, res, cordero, cerdo, y chalona además de arroz, papa, chuño, y garbanzo.

Es tradicional reunirse en familia muy temprano y bendecir el caldo de Pascua celebrando la resurrección de Jesucristo y dando gracias a Dios por mantenerlos unidos y con salud.

Fuente: RPP