Arequipa Busca Posicionarse como Hub del Cono Sur en 2025

0
275
Arequipa Busca Posicionarse como Hub del Cono Sur en 2025

Arequipa Busca Posicionarse como Hub del Cono Sur en 2025

La consultora EY Casi no logra abrir su tercera oficina en el Perú por falta de local. La inmobiliaria que encontró la casa que ahora ocupa desde marzo de 2014 tardó algunos meses en descubrir la propiedad de dos pisos en la avenida Bolognesi, en el distrito de Yanahuara, a dos kilómetros de la Plaza de Armas, porque no existen suficientes locales para alquilar. Paradójicamente, pese a la demanda de metros cuadrados para oficinas corporativas, en Arequipa no existe ningún proyecto corporativo de oficinas premium. Quimera City Center, un complejo de edificios de 21 pisos es el único de todos, pero han pasado dos años y las obras aún no terminan.

Las empresas que buscan instalarse en Arequipa se disputan alrededor de 250 casas que existen entre Cerro Colorado, La Joya y Yanahuara, zonas en las que los supermercados y los centros comerciales, como Wong o Parque Lambramani, protagonizan la cara más visible del desarrollo inmobiliario. “La falta de espacio ha motivado que muchas familias se muden a la periferia, a propiedades más pequeñas, para arrendar sus casonas a empresas privadas. La escasez de espacio ha provocado que el incremento del valor por metro cuadrado se equipare casi con Lima”, explica Paulo Pantigoso, managing partner de EY.

Este fenómeno refleja el dinamismo con el que se desempeña la economía de Arequipa, que en 2013 produjo S/.31.790 millones, que equivalen a un aporte del 5,8% al PIB nacional, cifra que pone a esta región en el segundo lugar de las economías locales más importantes del país.

Para el abogado arequipeño Mauricio Chabaneix, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa, fundada en 1887, un año antes que la Cámara de Comercio de Lima, mientras que la economía nacional se había desacelerado, Arequipa creció 10,2% en 2013, el doble que el PIB del país, tres puntos más incluso que el crecimiento económico de China en el mismo periodo. “Esperamos que el anuncio de megaobras de infraestructura, como el Gaseoducto Andino del Sur, los proyectos mineros y Majes-Siguas II, que ubicarán el crecimiento de Arequipa en un potencial máximo de 14,7% para 2014, obligue a las grandes empresas inmobiliarias a mirar Arequipa con más interés”.

Chabaneix espera que el sector construcción siga liderando el dinamismo de la economía, tal como los últimos cinco años. No obstante, este año, Arequipa, con una variedad de áreas productivas, así como una importante actividad exportadora, en la que destaca la exportación de productos mineros y agroindustriales, retrocedió al tercer lugar en el Índice de Competitividad Regional del Instituto Peruano de Economía (IPE), y quedó desplazada por Moquegua. Según este ranking, Arequipa ocupa el segundo lugar en el pilar de salud e infraestructura, así como el tercero en entorno económico y mercado laboral. Pero retrocede al cuarto lugar en educación, así como el puesto 22 en calidad de las instituciones, debido a la percepción de corrupción, la falta de transparencia en la rendición de cuentas, la baja ejecución del presupuesto público, y altos niveles de criminalidad y corrupción que se perciben.

El 27 de diciembre de 2013, según el diario La República, durante una audiencia pública, Juan Manuel Guillén, presidente regional de Arequipa, confesó que al finalizar su mandato (en noviembre próximo) tendría problemas con la Contraloría. Esbozando una sonrisa, admitió haber realizado compras directas sin respetar el debido proceso. Su gerente general, Jorge Luis Aguilar, lo observaba en un extremo del recinto. Hoy, siete meses después, existe una avalancha de denuncias en contra de la administración de Guillén, encabezadas por la Contraloría, y seguidas por la Fiscalía y la comisión de Fiscalización del Congreso. En Arequipa corre el rumor de que el próximo presidente preso será Guillén.

Ciudad para negocios. Arequipa ocupó el puesto 30 en el ranking Las mejores ciudades para hacer negocios de 2014, elaborado por AméricaEconomía Intelligence, en una lista en la que Lima se llevó el noveno lugar. Entre los principales motivos por los que Arequipa no estuvo mejor posicionada en esta lista están su falta de empresas globales (solo 6), sus escasos colegios con bachillerato (solo 2), su falta de bancos de inversión (solo 1), de transporte eléctrico (inexistente) y su cadena hotelera global (que no llega).

Al otro lado, entre las ventajas competitivas, Pablo Alcázar, gerente de asuntos públicos de Cerro Verde, señala que existe una educación superior de calidad, gracias al desarrollo de instituciones como la Universidad Nacional San Agustín, puesto 11 en el ranking de Universidades de AméricaEconomía 2013 (Perú). En este centro de estudios, se fundó la Facultad de Ciencias de la Computación, que, tras una década, ha convertido a Arequipa en un potencial hub tecnológico. Tiene como partner al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), porque se trata del único programa del Perú que cumple con sus estándares. Los egresados de esta escuela están al nivel de alumnos de Stanford y Berkeley, y se van a trabajar a empresas en Sillicon Valley o India.

Le siguen la Universidad Católica San Pablo y la Universidad Católica Santa María, a las que se suman programas de posgrados de ESAN, Universidad de Lima y San Ignacio, así como el desarrollo de importantes institutos tecnológicos, principalmente Tecsup, vinculado al Grupo Hochschild, cuya principal unidad, Arcata, se encuentra a 300 kilómetros de la ciudad.

“Otra ventaja es que el 94% de los habitantes viven en zonas urbanas, lo que reduce la posibilidad de conflictos sociales de mayor envergadura, tal como ocurre en zonas mineras como Cajamarca, Huancavelica, Áncash, Apurímac y Puno”, explica Alcázar.
Otros aspectos que reconoce Alberto Muñóz-Nájar, gerente general de Papelera Panamericana, así como exsecretario Descentralización de la PCM, son la oferta hotelera premium, como Libertador, Casa Andina, Sonesta, pese a que le faltan cadenas globales que ya operan en Lima, como Hilton, JW Marriott, así como la existencia del centro de convenciones de clase mundial, llamado Cero Cerro Juli, en el distrito de José Luis Bustamante y Rivero, donde se llevaron a cabo importantes eventos empresariales, como Perumin 2013 y CADE 2012. Si la economía conserva esta curva de dinamismo, EY estima que para el 2020 se habrán invertido más de US$ 8.000 millones en la región.

Entre la cartera de proyectos hasta 2018, destacan Pampa del Pongo (US$1.500 millones), Majes-Siguas II (US$404 millones), central hidroeléctrica de Molloco (US$600 millones), puente Chilina (US$88 millones), planta de tratamiento de agua La Enfozada (US$350 millones), ampliación de Cerro Verde (US$ 4.600 millones), carretera Uchumayo (US$74 millones), ampliación del Puerto de Matarani (US$200 millones), Tía María (US$1.000 millones) y ampliación del aeropuerto Rodríguez Ballón (US$80 millones).

Entre los proyectos nacionales con impacto en Arequipa, Mauricio Chirinos, presidente del VIII Congreso Anual sobre la Región Arequipa (CARA 2014), que se llevará a cabo del 4 al 5 de setiembre, están la masificación del gas natural (US$ 205 millones), el nodo energético (US$ 900 millones), autopista Panamericana Sur (US$79 millones), Gasoducto Andino del Sur (US$4.500 millones) y la línea de transmisión Mantaro-Marcona-Socabaya-Montalvo (US$ 278 millones), grandes proyectos cuyo efecto será revolucionario. “Majes-Siguas II permitirá multiplicar por ocho las exportaciones agrícolas, y la ampliación del aeropuerto permitirá soportar una demanda estimada hasta para los próximos veinte años, para cuando lleguen alrededor de tres millones de pasajeros a la región”.
Pese a todas estas ventajas, Arequipa posee el cuarto lugar según el Índice de Desarrollo Humano, por debajo de Lima, Tacna e Ica. Con un PIB per cápita de US$6.953, aún existen muchas barreras por eliminar para seguir creciendo. “Desde el ‘arequipazo’ (2002), la región ha luchado por salir adelante, pero falta que lleguen más autoridades realmente comprometidas con la promoción de las inversiones”, afirma Pantigoso, desde el segundo piso en una de las improvisadas zonas corporativas.

Amenazas al crecimiento. En octubre de 2013, las empresas Interbank, Yura y Southern Peru le encomendaron al profesor Michael Porter, que dirige el Instituto de Estrategia y Competitividad de la Universidad de Harvard, que realizara el Estudio de Competitividad de Arequipa, que sería el primer trabajo que ejecuta Porter exclusivamente para un organismo subestatal. El trabajo, que incluyó entrevistas a 107 empresarios, 26 funcionarios públicos de alto nivel y 32 miembros de la academia, que se agruparon alrededor de 19 meses de trabajo, entre las que destacaron las de energía, ambiente, facilidad para iniciar negocios, servicios financieros, acceso al crédito, desarrollo rural, ordenamiento territorial urbano, valor compartido, organización para la competitividad, sofisticación empresarial, entre otras, arrojó como resultados preliminares que las grandes trabas al desarrollo son la corrupción y debilidad institucional. En los próximos días, según Jorge Ramírez Vallejo, director del instituto que dirige Porter, se presentarán noventa metas al 2025, entre las que destacan la reserva de terrenos en zonas urbanas para clústeres empresariales, así como la elaboración de planes de desarrollo industrial, empezando por mejorar el transporte multimodal, como el ferroviario y el marítimo. “Arequipa debe convertirse en la puerta de entrada al Perú y salida hacia Asia –vía Matarani– de productos de Bolivia, Brasil y Chile”, afirma Vallejo.

Entre otras desventajas que encontró Vallejo resalta la falta de una educación escolar de calidad. Para Gonzalo Galdós, gerente general de Futura Schools, el emprendimiento educativo de la familia Wiese, existe un enorme déficit en la oferta educativa, por lo que decidió empezar en esta región el proyecto con tres colegios, de los treinta que espera abrir de aquí al 2021, en el resto del Perú. “Ha habido crecimiento, las familias pueden invertir más en mejor educación para sus hijos, pero la oferta de calidad no alcanza para todos”, señala Galdós, cuya propuesta es ofrecer educación de primer nivel a costos razonables para la clase media.

Fuente: America Economica